TODOS PODEMOS APORTAR

Son las nueve de la noche y hasta ahora no ha dejado de llover, lo  que nos ha impedido salir a caminar,  pero a pesar de ello he estado bastante entretenida leyendo el libro de Rafael Santandeur,  «El arte de no amargarse la vida». Aunque ya lo he experimentado ,  me ha confirmado que la enfermedad no es un impedimento para ser feliz Al principio del derrame me resultaba imposible serlo, lo admito, pero  en el momento  en el que acepté mi situación, dejé  de lamentarme y comencé a colaborar con mis cuidadores todo comenzó  a funcionar. Esto pasa con todo en la vida. No podemos esperar a que los políticos  solucionen todos los problemas, aunque  ellos tienen su parte para hacer. Ni siquiera  basta con rezar y pedirle ayuda a Dios, porque  Él espera de cada uno de nosotros una respuesta dependiendo de nuestras capacidades, pero lo que  es seguro es que todos podemos aportar, y si es posible hacerlo los doce meses del año, no sólo  en  Diciembre porque es Navidad.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s