CAMINAD POR UNA SENDA LLANA

Esta mañana me he levantado con el pie izquierdo muy espástico, algo que me ocurre en  algunas ocasiones cuando me despierto sobresaltada de un sueño muy profundo. Como mis cuidadores se percataron de mi humor,  sin pensarlo dos veces nos fuimos hasta la playa a darnos un baño para eliminar toda mi rabia, algo que acepté sin rechistar porque sabía que un buen baño en el mar eliminaría  todos mis males. Y así  fue, pues aunque el día está nublado el agua estaba espectacular. Pero lo mejor de la mañana fue la claridad y la certeza con la que hoy me habló Jesús cuando leí estas palabras: «caminad por una senda llana así  el pie cojo no se retuerce sino que se cura.»

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s