IMITAR LA PACIENCIA DE DIOS

Llevo ya unos cuantos días sin fisioterapia y aunque la echo de menos he podido mantener bastante a raya la espasticidad. He comprendido por fin que la  espasticidad no se cura, es un daño en el cerebro irreversible pero se puede aliviar, se puede mejorar nuestra calidad de vida haciendo todo lo que está  en  nuestras manos,  aunque admito que he tardado bastante en comprenderlo. ..todo llega, nunca es tarde cuando se trata de mejorar nuestra vida. Lo mismo ha pasado con otra faceta de mi vida, aprendiendo a aceptar aquello de los demás que no me gustaba porque no lo entendía. Hoy me propondré todo el día, aunque sólo sea por hoy,  imitar la paciencia de Dios.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s