LIBRES DE ATADURAS

Acabo de regresar de celebrar la Eucaristía, una ceremonia que me ayuda un poco más  a entender qué  es lo que me ata en la vida, qué  cosas me impiden vivir como realmente quiero A estas alturas de mi vida tengo bastante claro que no puedo ni debo hacer las cosas que me corresponden por obligación,  por  mero cumplimiento, por demostrar algo a alguien. No, ya no vivo así desde hace mucho tiempo, porque no lo necesito, pero sobre todo porque he comprobado que vivir como me propone Jesús es lo que me aporta más  libertad, pues su mensaje no es una obligación,  es una invitación  a vivir con un estilo diferente, una propuesta que deja atrás todo lo que nos ata y nos impide avanzar.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s