LO QUE JAMÁS A RESUELTO NINGÚN PROBLEMA

Esta mañana me he enfadado un poco porque no tenia ropa interior seca y como estaba deseando ducharme para empezar a funcionar,  la impaciencia sacó  mi peor versión intentando buscar un  culpable y de esa manera no reconocer mi metedura de pata. Puede que me haya alterado también  porque  tenía  que  pensar la comida del fin de semana, una tarea que no me entusiasma pero que está  dentro de mis posibilidades hacerla. Si me ocupase únicamente de lo que tengo que vivir hoy recordaría  que la preocupación  jamás  ha resuelto ningún  problema.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s