LO QUE ME OBLIGA A TRABAJAR CADA DIA

He visto un anuncio en televisión  que dice: «No te paras porque envejeces,  envejeces porque te paras. Me parece una gran verdad y me invita a hacer una analogía con mi situación  personal. Los enfermos como yo no podemos permitirnos dejar de trabajar cada día. Trabajaremos unos días  más  y otros menos, dependiendo de cómo nos encontremos, pues es verdad que hay días  que cuesta arrancar, pero no debemos abandonarnos en la pereza porque si es así  no alcanzaremos nuestras metas, sean cuales sean éstas,  y conquistar la mía me obliga a trabajar cada día.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s