ROMPER CON EL CONFORMISMO

Acabo de terminar la sesión de rehabilitación y le hablé a Carolina, mi fisioterapeuta, del dolor en la zona lumbar. Lo bueno de la fisioterapia es que se adapta a tus circunstancias, hay ejercicios que pueden mejorar nuestra dolencia y eso es lo que pasó hoy. Carolina trabajó mi zona afectada e hicimos la terapia de otra manera porque no quise desperdiciar la ocasión de probar algo nuevo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s