NO TENGÁIS MIEDO

Hoy es uno de esos días en los que siento la necesidad de reenviaros el mensaje  fruto de mi intimidad con Jesús. De vez en cuando recibo por parte del Padre una dosis extra de valentía que me invita a vivir sin temor alguno porque sus palabras son para mi  la garantía contra el naufragio.

Anuncio publicitario