UN VALLE DE CRECIMIENTO

Esta mañana no ha sido posible ir a caminar, pero eso no me impidió hacer en casa los ejercicios de memoria y del brazo. No os creáis que le dedico demasiado tiempo, sólamente los minutos que me permiten mantener la espasticidad a raya y la memoria en el presente, pero algo es mejor que nada. No todos los días estoy igual de motivada, aunque busco la manera de venirme arriba cada día para que este valle de lágrimas que dicen que es la vida se convierta en un valle de crecimiento.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s