UN MAÑANA QUE NO SABES SI LLEGARÁ

Qué mala costumbre la que tenemos los humanos de estar constantemente preocupados por cosas que ni siquiera sabemos con certeza si van a ocurrir. Si viviésemos el presente haciendo las cosas lo mejor que sabemos se disiparían todos nuestros temores, nos daríamos cuenta que lo que pasa en este instante es la única realidad  y nos ahorraríamos un montón de inquietudes porque recordaríamos que obrando así nunca nos faltará la protección diaria de Aquel que sabe lo que necesitamos antes de pedírselo.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s