LO QUE NO NOS MATA NOS HACE MÁS FUERTES

Ayer os contaba mi caída en la ducha y aunque salí de ella reforzada,  por la tarde me volví a caer en el pasillo después de dormir la siesta. No sé si la causa fue que estaba adormilada, no lo sé, el caso es que hoy al meterme de nuevo en la ducha sentí algo de inseguridad por lo que le pedí a Alberto que me ayudase, pues hoy me quería lavar el pelo y eso requiere de mi un dominio del equilibrio.No quiero pensar que esto es un paso atrás en mi camino hacia la independencia, no lo permitiré, al revés, seré perseverante en el dolor porque confío en que lo que no nos mata nos hace más fuertes.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s