NADIE LO PUEDE HACER POR NOSOTROS

Es una realidad que yo dependo de mis cuidadores…todavía, que necesito la fisioterapia para relajar mis músculos y del tiempo que me exija esta enfermedad para llegar a mi curación, pero todo lo demás depende de mi, es responsabilidad únicamente mía cómo quiero vivir todo este tiempo hasta que alcance mi independencia. Puedo echar la culpa de mis recaídas emocionales a los demás, puedo quejarme del esfuerzo que me exige mi fisioterapeuta, aunque lo cierto es que  soy la única responsable de mi vida, de todo lo que hago, de lo bueno y de lo malo, porque Dios nos hizo libres para hacer aquello que nadie puede hacer por nosotros.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s