LA BRÚJULA DE MI VIDA

No puedo  imaginarme la manera de llevar mi enfermedad sin la presencia viva de Jesús en ella, pues os aseguro que sin su guía estoy perdida. No puedo pasar ni un solo dia sin consultar con Él la manera de vivir cada momento, en especial los más exigentes, pues lejos de caer en el víctimismo los enfermos como yo hemos de superar las veinticuatro horas de cada dia situaciones incómodas derivadas de nuestras secuelas, algo que me lleva a compartir con todos la brújula de mi vida.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s