¿CÓMO PEDIMOS?

A veces me cuesta pedir ayuda cuando soy incapaz de hacer una tarea bimanual en la que es imprescindible utilizar las dos manos, o cuando  algo me requiere un esfuerzo extraordinario y  no estoy dispuesta a asumir ese trabajo porque estoy cansada.He reflexionado mucho en esto, porque la verdad es que mis cuidadores siempre están a mi disposición siempre que les pida lo que necesite con la humildad que ello requiere.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s