RENUNCIAR A NUESTRA VOLUNTAD

Tengo que admitirlo, no siempre confío en los demás cuando me proponen cosas que se supone son buenas para mi creyendo que sólo yo conozco la verdad, pero no es así, pues mis cuidadores ya saben cuales son mis limitaciones y creen en mis posibilidades.Parece que me falta confianza tanto en mi misma como en los míos y lo que es peor, me olvido de las palabras de Jesús dirigidas al Padre cuando le decía «hágase tu voluntad».

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s