TODOS PODEMOS CAMBIAR

Es verdad que somos animales de costumbres y que hay acciones que repetimos sin pararnos a pensar si con ellas herimos a alguien o nos estamos haciendo daño a nosotros mismos. Somos capaces de juzgar a la ligera a personas que no nos parecen buenas y tenemos la osadía de actuar como jueces supremos. Esta enfermedad me permite indagar en un montón de cosas a las que antes no le dedicaba el tiempo necesario para saber que todos podemos cambiar.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s