PULIR NUESTRO CARÁCTER

Dejémonos de disculpas,de miedos infundados que nos impiden avanzar,es tiempo de esperanza,cambiemos nuestra actitud,no es tan difícil si ponemos empeño en ello,empezando por alejarnos del ruido mundanal que nos envuelve y poniendo nuestro punto de mira en que esta Navidad Dios nos acoge de nuevo y nos invita a pulir nuestro carácter.

Anuncio publicitario