HASTA QUE LA LEVADURA FERMENTE

La parábola que hoy me cuenta Jesús en el evangelio me permite hacer una analogía con mi enfermedad,pero sobre todo con mi vida.Lo importante no es el tiempo,es lo que hago mientras no llegue el momento de mi independencia.Si cada día me propongo tener la paciencia para llevar lo mejor que pueda mi situación,ese día no caerá en vaso roto,pues lo importante es vivir ese día con la confianza y la espera serena hasta que la levadura fermente.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s