SÓLO HAY UN CAMINO

Acabo de llegar de la caminata matutina y estoy cargada de buenas sensaciones que únicamente aparecen después de haber realizado el esfuerzo que mi cuerpo me exige cada día para lograr mi independencia,un esfuerzo que no tiene nada que ver con el dolor sino con la gratitud de poder hacerlo porque es el único camino.

Anuncio publicitario