CUANDO NO TENÍA PRISA

Cuánto hecho de menos los tiempos en los que vivía la vida sin importarme nada más que jugar.Cuando nos hacemos mayores ,no sé muy bien porqué,comenzamos a centrarnos más en cosas que ni siquiera sabemos si llegarán.Hoy hago esta reflexión porque Jesús me invita a vivir como lo hacen los niños,viviendo sin prisas.