AUNQUE NO ME CREAN

Acabo de llegar de la caminata matutina y aunque algo cansada ,es un cansancio gustoso porque es fruto del esfuerzo realizado para seguir avanzando,pues queridos hermanos de batalla,como ya sabéis,si somos constantes en el trabajo diario se producirá el milagro porque me lo prometió Jesús,por eso seguiré hablando de Él…aunque algunos no me crean.

Anuncio publicitario