HAN CEDIDO LOS PINCHAZOS

Tenía que llegar,tenía que confiar algo más en que las manos de Alba me podían curar o cuando menos aliviar.Esta mañana al salir de la ducha y caminar descalza no había dolor en los dedos de los pies.Inmediatamente lo apunté en la agenda para que no se me olvidase y poder darle el lunes la buena noticia a  mi fisioterapeuta.Hoy quiero recordar a todos los enfermos como yo que su mejora llegará,pues nos lo prometió Jesús el día de Navidad.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s