SEGÚN NUESTRAS POSIBILIDADES

A veces creemos que se nos exige más de lo que podemos dar y disfrazamos nuestra pereza o nuestra falta de voluntad con disculpas para no hacer el trabajo que corresponde a los dones recibidos.Ayer el calor mermó mis fuerzas y en un principio dudé en bajar a hacer mi caminata de la tarde disculpándome porque había bajado con Cris por la mañana,pero mi conciencia superó a mi pereza porque recordé mis posibilidades.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s