SOBRAN LAS PALABRAS

Cuando alguien  sufre no me resulta sencillo encontrar las palabras adecuadas para aliviar su dolor y me siento impotente.Hoy hay una persona cercana a mi que está sufriendo y no puedo consolarla porque su dolor es demasiado grande. En el principio de mi enfermedad yo tampoco encontraba consuelo  a pesar del esfuerzo que hacía la gente que me quería por encontrar las palabras más consoladoras.Lo único que me aliviaba era saber que Dios me escuchaba cada día ,que Él no permitiría nada que yo no pudiese soportar , pero tardé un poco en tener esa certeza que más tarde me concedió ,pero mientras llegaba ese momento me sobraban todas las palabras.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s