CONSOLAR AL QUE SUFRE

Este Domingo me iba a despertar con la intención de ir a misa pero me quedé dormida y decidí bajar con Blanca y con mi perro “chito” a tomar el aire, pues el día estaba espectacular.Estaba paseando por mi barrio cuando me encontré con Aurora ,una mujer que perdió a su hermana hace tres años pero que no es capaz de superarlo.No es la primera vez que me paro con ella y hablamos del mismo tema,yo antes no empalizaba con ella, pero hoy sí y me alegro ,porque creo que mientras la escuchaba atentamente fui capaz de consolarla aunque sea un poquito y estoy segura que se fue a casa algo más tranquila.No juzguemos el dolor ajeno,limitémonos a consolar al que sufre,porque el dolor compartido es la mitad del dolor.Me alegra saber que puedo ayudar a otros que sufren más que yo pues para eso no soy dependiente y le doy gracias a Dios por ello

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s