SIEMPRE HAY UNA SALIDA

Seguíamos viviendo unas carencias económicas que eran las protagonistas de muchas discusiones . Yo tenía una amiga que conocía mi situación y me concedió una entrevista en una empresa de limpieza en la que una amiga suya era la encargada de emplear personal. Como necesitaban hombres Alberto empezó a trabajar en la empresa y nuestra economía mejoró .

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s